fbpx

Cómo mantener tu baldosa hidráulica

La baldosa hidráulica se ha convertido en una tendencia decorativa que triunfa en todo tipo de espacios, tanto de interior como de exterior, y que invita a personalizar con sus innumerables opciones para combinar en cualquier rincón de tu vivienda o negocio.

El uso del pavimento hidráulico se ha extendido tanto que ahora es fácil encontrarlo en espacios diferentes a los tradicionales, como baños, cocinas, o terrazas, dando paso a diseños creativos, llenos de colores y dibujos, que permiten personalizar cualquier rincón.

Aunque se trata de un material muy resistente al paso de los años, es importante saber cómo potenciar su conservación en el tiempo para mantenerlo en perfectas condiciones de brillo, color y durabilidad.

En los suelos y espacios recién instalados con baldosas hidráulicas, debes llevar a cabo dos pasos para potenciar su resistencia en el tiempo, y que sirven para que después, el mantenimiento en el día a día sea sencillo y fácil.

Estos pasos consisten en una limpieza a fondo, y la impermeabilización y sellado.

Para la limpieza a fondo, hay que comenzar barriendo bien para quitar los restos de obra y el polvo, y limpiar con agua y productos específicos limpiadores de restos de obras, sin utilizar nunca productos agresivos como amoniacos o ácidos.

Después hay que dejar secar el tiempo que necesite ya que, al estar hechas las baldosas hidráulicas de cemento pigmentado, les hace falta más tiempo para que el agua se evapore.

El cemento es, además, un material poroso, por lo que para evitar que penetre la suciedad, es importante utilizar productos específicos que tapen los poros y no lo dañen, haciendo que se conserve mucho más fuerte y resistente.

Si has instalado baldosas hidráulicas en zonas especialmente húmedas, como baños, cocinas o terrazas, es importante protegerlas contra las manchas, ya que, si son absorbidas por las baldosas, resultarán prácticamente imposibles de eliminar.

Para ello te recomendamos utilizar productos específicos anti manchas que garanticen su durabilidad y que consiguen impermeabilizarlas, evitando que absorban los líquidos y protegiéndolas de las inclemencias del tiempo en espacios exteriores, como las terrazas.

Para el mantenimiento de las baldosas hidráulicas en el día a día, es suficiente con utilizar agua y un jabón con PH neutro, y de vez en cuando, es conveniente aplicarle un baño de cera, que servirá para resaltar los colores de las baldosas, darles un aspecto limpio y brillante y protegerlos de rozaduras y huellas. Si te gustan las baldosas hidráulicas y quieres redecorar alguno de tus rincones favoritos, en Álvaro Guadaño tenemos más de 300 modelos diferentes para ayudarte elegir el que más se adapte a tus gustos, y puedes hacer todas las pruebas que quieras utilizando nuestro simulador de baldosa hidráulica para personalizar tu espacio ideal.

En Álvaro Guadaño utilizamos cookies

El sitio web www.alvaroguadano.com utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web.

No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.

Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.

Encontrará más información en nuestra nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
1
Hola:
Soy Alvaro Guadayo,
¿En que te puedo ayudar?
Powered by